HORARIO : Lunes – Viernes: 9:30 – 13:30 y 17:00 – 20:30 (invierno) / 17:30 – 21:00 (verano) Sábados: 10:00 - 13:30

DIRECCIÓN: Avenida Ana de Viya 20, Cádiz

GAFAS DE SOL ¿ NOS BENEFICIAN O NOS PERJUDICAN?

¿Estamos concienciados del efecto perjudicial que supone estar expuestos  a las radiaciones solares nocivas sin una protección adecuada?

Todos sabemos que los órganos que más sufren  con estas radiaciones son la piel y los ojos, por estar directamente expuestos a ellas. Para proteger estos órganos usamos cremas solares y gafas de sol respectivamente, pero, centrándonos en los ojos,  no todas las gafas de sol nos garantizan una correcta protección, concretamente dependen del filtro solar de sus  lentes,  deben tener filtro solar ultravioleta (UV).

Si quieres conocer  los requisitos que deben cumplir unas gafas de sol pincha aquí.

Lo cierto es que vemos cada vez con más frecuencia  ventas ambulantes de gafas de sol, por supuesto no homologadas y sin haber pasado el rutinario control de calidad, sin filtro solar UV, lo que supone un alto riesgo para nuestra salud ocular pudiendo ocasionar  futuros problemas, tales como FOTOQUERATITIS (quemadura solar de la córnea), CATARATAS (opacidad del cristalino), DAÑOS EN LA RETINA, FOTOENVEJECIMIENTO (alteraciones en el ADN cutáneo), etc.

Hay 2 puntos que debemos destacar, antes de explicar el por qué es peligroso usar gafas de sol que no cumplen los requisitos anteriores:

1)  La radiación que emite el Sol está compuesta por  luz visible no perjudicial para la salud y  luz no visible ULTRAVIOLETA perjudicial  (además de la Infrarroja)

2) Las pupilas de nuestros ojos (orificio negro por donde penetra la luz al interior del ojo) cambian de tamaño según la cantidad de luz visible que recibe;  se hacen más pequeñas cuando reciben mucha luz y se hacen más grandes cuando reciben poca luz, regulando así la cantidad  de radiación recibida. Cabe destacar que aunque dependa de la luz visible que recibamos, también entra en el ojo parte de la radiación perjudicial ultravioleta.

 

Sabiendo esto, tenemos que entender entonces que si usamos gafas de sol no adquiridas en un establecimiento sanitario como un centro óptico, nos arriesgamos a que sus lentes no dispongan de filtro UV, aunque sean lentes oscuras. Esto conlleva a una mayor entrada de radiación solar dentro del ojo (incluyendo la perjudicial), debido a que la pupila se hará más grande por estar detrás de una lente oscura que disminuye la luz visible recibida.

Podemos afirmar entonces que usar gafas de sol con lentes sin filtro UV es incluso más perjudicial para la salud ocular que no usarlas.

Por eso, desde Albarracín Óptica y Audiología queremos concienciar a todos del riesgo que supone el uso indebido de gafas de sol no controladas por el sistema sanitario, porque hablando de salud, más vale siempre prevenir que curar.

Un fuerte abrazo, y recuerda: Todo ocurre delante de tus ojos…¡NO PIERDAS DETALLE!

Deja un comentario

Información Básica Política de Privacidad.

Albarracín Óptica y Audiología te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones serán tratados por Pablo G. Albarracín como responsable de esta web. La finalidad es para enviarte novedades de tu interés acerca de la salud visual/ ocular/auditiva, y promociones. Tu legitimación se realiza a través del consentimiento. Destinatarios: debes saber que los datos que nos facilitas estarán ubicados en la plataforma de email marketing Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@albarracinoptica.com. Para más información consulta mi Política de Privacidad.